Cuando las personas se adentran en el mundo del mercadeo, comienzan a buscar y enterarse sobre los distintos tipos de marketing; uno de ellos es el mail marketing.

Se trata de un estilo de mercadeo que busca promocionar productos y servicios a través del correo electrónico, y así entablar una relación con los clientes. A pesar de ser un método muy efectivo y barato, muchas veces se hace demasiado spam con su uso.

Esto termina en que muchas veces las personas, cuando abren su correo y ven ese mail que dice “Obtén este producto por tan solo tanto dinero”, lo primero que hacen es borrarlo. Seguro que a todos nos ha pasado, pero, ¿Por qué pasa esto?

Las empresas suelen comprar listas de correo y automáticamente envían los mails a cada uno, pero lo que pasa es que a la gente no le suele agradar recibir este tipo de información sin haber firmado una autorización antes.

Para evitar esto simplemente hay que hacer una lista de direcciones de correo electrónico. Solo basta con preguntarle a algún cliente si está bien el que se tome su dirección electrónica, además de anunciarle el hecho de que recibirán información periódica de los productos de la empresa, promociones y demás.

¿Qué tan útil es el email marketing?

El mercadeo por correo electrónico, al ser uno de los mejores métodos que hay (hablando del marketing online), funciona bastante bien porque cumple con la función de enviar novedades e información al cliente, de manera puntual y no necesariamente tiene porque tener un montón de texto de cada mail.

Basta con que les recuerde a los clientes que la empresa existe, y que deberían dar un paseo por nuestra página nuevamente, ya que podrían encontrar nueva información de su interés.

¿Qué debería incluir en mis e-mails?

Una gran ventaja del mercadeo por correo electrónico es que tiene muchísima posibilidad de personalización; es decir, cualquier tema puede ser promocionado y de distinta manera, el límite es la creatividad.

Eso sí, hay ciertas cosas que deben estar incluidas en cada mail que envíes:

  1. Un asunto que llame la atención a abrir para saber más, y recuerda nunca escribir información falsa.
  2. Lo que tengas que comunicar, hazlo de manera llamativa para que los lectores continúen leyendo el mail.
  3. Escribe tu nombre y tu dirección de correo electrónico al final de todos los e-mails SIEMPRE.
  4. Personaliza cada mail con la esencia de la empresa.

Si no tienes bases ni idea alguna sobre cómo un poderoso método para atraer clientes, como lo es el mercadeo, puede que estés pensando en tomar algunos cursos de marketing por internet. No es mala idea, pero sugiero, antes que nada, busques y contrates a profesionales en el asunto del marketing, será mucho más seguro y efectivo.

Cuando se trata de hacer crecer tu negocio, muchas veces necesitarás la ayuda de otros, ¡por eso no dudes en pedirla!

Share This
×