Antes de empezar y determinar la utilidad del free market, hay que definirlo un poco: Se tiene por entendido que el free market es un sistema económico en el que los precios se definen por dos factores: la propuesta de valor que tiene el cliente y la disposición del vendedor de subir o bajar el precio.

  

Hablamos de un modelo en el que el valor de los productos, ya sea que hablemos de bienes o servicios, no es fijo y puede variar según la necesidad del cliente o del vendedor. Al hacer esto, se crean muchas variables para así dar a lugar a las subjetividades.  

 

Un modelo de mercado libre también es el mercado en el que el gobierno impone pocos, si no es que ninguna restricción o regulación tanto como para compradores o vendedores. En este mercado, un conjunto de participantes determina: el producto a tratar, cómo se realizará, cuando, donde, para quien será realizado y cuánto costará susodicha mercancía.  

De ahora en adelante usaré la última definición para hablar de las ventajas y desventajas que puede traer este tipo de mercado. 

Ventajas del free market 

  • Produce una reducción de costos e incrementa la capacidad de innovación y de desarrollo en las empresas gracias a que se ahorra tiempo al no necesitar de la aprobación de un gobierno que les diga que deben hacer o que deben cambiar.
  • Se optimiza la reasignación de recursos mejorando su distribución. Esto pasa porque los clientes solo requieren de una cantidad fija de un producto, y pagarán solamente por los materiales que serán usados.

 

A diferencia de grandes productores, donde lo que ocurre es que el producto sobra esperando ser adquirido por alguien que no pensaba en comprarlo siquiera.

  • En los modelos de mercado libre, solo se produce lo que el cliente pide, ni más ni menos, por lo que se convierte en una compra mucho más personalizada, expandiendo las posibilidades que tiene el consumidor a la hora de elegir.

 

Pero no todo puede ser color rosa en el mundo; siempre hay unos contras para unos pros:

 

Desventajas del free market

  • Las personas mayores y los desempleados sufrirán más porque sus habilidades no son suficientes para cumplir los requisitos que se buscan, y sin un gobierno ligado al mercado libre que los ayude, estos miembros de la sociedad pueden caer en la pobreza.
  • Los bienes y servicios que no sean rentables no van a ser producidos, y esto puede afectar en zonas rurales, por ejemplo. Los hospitales en estas zonas no pueden ser rentables, pero son necesarios, en cambio los servicios de transporte que no sean muy usados, no se verán incluidos en la zona.
  • Como el aumento de la rentabilidad es algo necesario y primario, puede que se busque la reducción de costos en producción y en materiales, lo que puede generar un decaimiento en la calidad de los productos.

 

El free market es solo una de las muchas maneras en las que se puede poner en práctica el mercadeo, y como todas, conlleva sus pros y sus contras, por lo que es recomendable tener siempre un buen número de opciones y planes, sobre todo cuando de guiar a una empresa se trata.

¿Para qué sirve el marketing?

A alguno le debe haber saltado esta pregunta cuando anteriormente mencioné la palabra mercadeo. Para abreviar, el mercadeo puede ser definido como un conjunto de operaciones; y dichas operaciones son realizadas para someter un producto con el fin de que sea ideal para uno u más clientes consumidores.

 

Nuestras empresas deben extenderle la mano al mercadeo y dedicarle un montón de tiempo a sus estudios porque gracias a él es que nuestra empresa podrá empezar a crecer de manera firme y segura.

 

Con el pasar del tiempo, las empresas comenzarán con la comercialización del branded content, que, a grandes rasgos, es el contenido que está vinculado de alguna forma u otra con la marca de la empresa.

 

En conclusión, el free market puede ser beneficioso según las condiciones, pero no siempre se tiene que pensar en el como una estrategia definitiva, y lo mejor es siempre innovar y cambiar de tácticas de ventas y publicidad para lograr mantener entretenidos a los clientes antiguos, así como para llamar a nuevos compradores potenciales.

 

Share This
×